Por fin vacaciones! Ya iba siendo hora. Como viajar directamente a la tierrina es demasiado convencional, voy a hacer una parada de 3 dias en Venecia de mochileo y youth hostel como en los viejos tiempos (lo de la Biennale esas fechas es… bueno, una coincidencia). Después un par de dias en Madrid para saludar a los emigrados (cada año más) y el viernes o sabado Asturias patria querida una semanita.

“Al fin y al cabo, el viaje no empieza cuando nos ponemos en ruta, ni acaba cuando alcanzamos el destino. En realidad empieza mucho antes y prácticamente no se acaba nunca, porque la cinta de la memoria no deja de girar en nuestro interior por más tiempo que lleve nuestro cuerpo sin moverse de sitio”.

Viajes con Heródoto, Kapuscinski